Buscar este blog

lunes, 5 de diciembre de 2011

ALIRO VEGA

Hoy lunes 5 de diciembre, apenas pasadas las 13 horas, falleció en la Posta Central nuestro amigo y socio, el actor, animador y dirigente social Aliro Vega.

Por él no pasaban los años y si pasaban, lo tocaban con ligereza, apenas, sin dejar  marcas.
Es por eso que cuesta asimilar la noticia y saber que ya no contestará el teléfono con su habitual tono cordial, que no les estrecharemos las manos ni nos confundiremos en un abrazo después de un tiempo sin verlo.

Lo conocí por primera vez allá por los años 50, con motivo de actuar ambos en una obra teatral en el antiguo Petit Rex. Era la primera vez que pisaba un escenario y noté sus maneras amigables, su generosidad para con los compañeros. Su contacto inspiraba instantáneamente  confianza, en su presencia se disolvían los conflictos.

Volví a encontrarlo alrededor del 2000 cumpliendo funciones en el Departamento de Cultura de la I. Municipalidad de Maipú, donde era antiguo residente.

El Círculo Literario de Maipú siempre recibió sus atinadas sugerencias y apoyo firme.
Se nos ha informado que hoy está siendo velado en la Parroquia de La Asunción (Vicuña Mackenna esq. Marcoleta).
Nuestras sinceras condolencias a parientes y amigos, nosotros damos gracias por haberlo conocido.


Patricia Franco

4 comentarios:

mauricio dijo...

Murió uno de los grandes del teatro chileno, me toco trabajar con el y ser su alumno, el me llevo al sindicato de actores, un hombre generoso, activo y comprensivo, atento, y muy sabio.
Ojala nosotros, las nuevas generaciones, sepamos mantener esas enseñanzas que nos dejo Don Aliro.

Mujer encantada dijo...

Uff que sorpresiva noticia. Lamento no poder asistir a su velatorio. Guardaré hermosas charlas, desde mi adolescencia cuando lo conocí en una velada en el café torres, luego aqui en maipù. Un abrazo grande para sus familiares y amigos más cercanos.Descansa tu alma quizás para volver a renacer en otra vida Aliro o quizás ya llegaste donde tienes que estar.

Marcelo dijo...

Amigos de Maipú.
En representación de la familia les dejo aquí el mas profundo agradecimiento por la presencia de todos ustedes, sus compañeros culturales. Me siento orgulloso de la calidad de personas que son todos, comparten una muy buena estrella. El tío Aliro, "el tío del cuento", como se presentaba al teléfono cuando me llamaba, nos ha dejado el relevo, todos nosotros tenemos que seguir trabajando con todas las pilas que nos dejo cargaditas de sabiduría y paciencia.
¡ Alegria !.

Laura dijo...

Si, es alegría lo que nos dejó y sabiduría para enfrentar las adversidades con dignidad y mesura. Fue un regalo para nosotros para quienes encontrarlo donde fuera era recibir una sonrisa que lograba echar a la espalda los problemas.
Gracias por sus palabras.